Un largo fin de semana

Estándar

Estoy muy contenta de que muchos de vosotros hayáis leído mi post de la semana pasada, y también de que lo hayáis comentado. Me hace sentir más cerca de casa.
Cada día que pasa me hago más a este país y a esta ciudad. Voy aceptando ciertas cosas que no puedo hacer, aunque a veces los chinos me saquen de mis casillas.
Este fin de semana ha sido muy largo (los viernes no tenemos clase y el lunes fue fiesta), así que he podido conocer un poco más la ciudad.
El jueves no hice nada en especial, pero después de cenar se me puso entre ceja y ceja que teníamos que practicar chino Gabriela y yo con algún autóctono. Le propuse acercarnos a algún bar a tomarnos una cerveza y cuando ya estábamos allí sólo tuvimos que esperar 5 minutos para que se nos acercara algún chino/a. Conocimos a una chica que había nacido en Estados Unidos, descendiente de chinos y que ahora vive aquí. Nos presentó a su novio y a un amigo y cuando se fue llegaron otros dos. Como ya conté, aquí llamamos mucho la atención. A veces cansa pasear por la calle y que mucha gente te mire pero tiene sus ventajas, los chinos suelen invitarnos a algo en los bares.
El viernes por la noche Michelle (una chica alemana de mi universidad) nos invitó a su apartamento para celebrar una fiesta. Fuimos mucha gente, sobre todo extranjeros, y bebimos cerveza china (botellas grandes con poca graduación). Conocí gente nueva y nos lo pasamos genial, pero no nos volvimos tarde porque Gabriela se encontraba mal y me volví con ella en taxi. Obviamente dormí en su otra habitación del edificio de los extranjeros ya que el mío estaba cerrado y a la china de la oficina no le dio la gana de abrirnos la puerta. A las 6.30 de la mañana volví a mi habitación, me había dormido con las lentillas porque no tenía ni la caja para guardarlas ni el líquido que las limpia.
El sábado fui a comer arroz (¡qué raro!) con Felicity, mi vecina inglesa y por la tarde-noche fui de paseo por la ciudad con Laura (la chica italiana que me ayuda en todo) y más gente. No volví tarde para que no me cerraran la puerta y así poder dormir en mi propia cama.
El mejor día de la semana fue el domingo. Salí de Kunming a ver el “Bosque de piedras” (traducción literal del inglés). La verdad es que pedí a un compañero que hiciera muchas fotos para luego colgarlas en el blog, pero aún no me las ha enviado así que cuando las tenga contaré con las imágenes un poco de mi breve estancia allí.
Una de mis profesoras nos mandó hacer un diario para clase contando un día en el Mercado de los pájaros y las flores. El lunes después de comer fuimos en busca de este mercado paseando por la ciudad y cuando lo encontramos no fue todo agradable lo que vi. Muchos puestos estaban llenos de plantas y ramos de flores, pero en otros vendían animales. Tenían cantidad de perros y gatos encerrados en jaulas, tortugas, conejos, pájaros… Tuve que recorrerlo rápido para no ponerme demasiado triste. Compramos dos plantas para nuestra habitación, que cada día está más bonita y habitable, y de vuelta encontramos fregona y cubo como en España. ¡Increíble en China! Jamás pensé que podría encontrarla aquí después de lo que me costó en Bélgica.
Tengo una semana de vacaciones a principios de octubre y ya estoy pensando en hacer un viajecillo. Me encantaría ir a Vietnam, pero mi pasaporte me lo han requerido para darme la residencia de un año en China, además, tendría que pedir el visado y no sé cuánto tiempo tardarían en concedérmelo. Así que si no es posible estoy pensando en viajar por la provincia de Yunnan, tengo muchísimas ganas de conocer las minorías étnicas y pueblecitos de aquí.
Los papeleos se van reduciendo (afortunadamente) y las clases se hacen menos difíciles cada día. Lo que más me preocupa es mi poco conocimiento de la lengua a la hora de entenderme con la gente. No os podéis imaginar la de “cagadas” que he cometido ya intentando hablar concón la población china. Espero poder mejorar en un par de meses, me siento inútil cuando salgo a la calle.
La ciudad es un caos pero hay algo que no tenemos en España que me encanta: ¡Las motos son eléctricas! Las cargan como si fuesen móviles u ordenadores portátiles y no hacen nada de ruido. Eso sí, no corren mucho, ¡pero contaminan menos! Sigo teniendo algo de miedo a los pasos de peatones, poco a poco me hago más china y soy más decidida a la hora de cruzarlos y hacer que los coches se paren (aunque cuesta trabajo).
Creo que para el mes de octubre ya tendré internet. La verdad es que tengo ganas porque venir a la cafetería es un rollo y tienes que consumir siempre algo. Voy a intentarlo con la conexión de la facultad y si finalmente es demasiado lenta contrataré internet, que sale por unos 60 yuanes al mes.
Con respecto a la comida, aquí casi todo es picante y me estoy acostumbrando a él. Como casi siempre en el comedor de la facultad. Nos ponen arroz con la guarnición que escojamos y es muy barato, puede costar como 1 euro comer. En cuanto al agua, ni siquiera muchos de los chinos beben el agua del grifo. En la residencia nos venden garrafas grandes de agua potable y todo el mundo bebe de ellas. En Kunming hay cantidad de fruta que jamás había visto. Ya he probado alguna nueva pero aún me queda mucho tiempo para degustarla toda. Los colores son alucinantes y las formas muy variadas. Muchas son frutas tropicales que Gabriela sí conoce de Sudamérica pero yo jamás he visto.
Espero que dentro de poco me envíen las fotos de mi viajito del domingo y así ilustraros un poco mis vivencias. Ahora no se me ocurre mucho más que contar, quizá porque sean demasiadas cosas nuevas al principio.
¡¡Os mando un beso muy fuerte y cuidaos mucho! ¡Os quiero enteritos para cuando regrese!

Anuncios

»

  1. Julia!Nos tienes enganchados al blog, sigue escribiendo y describiendo porfa! tiene que ser increible estar allí!aprovecha que estás en la residencia de los chinorris para practicar chino. Por aqui dos pequeños seres llamados Nina y Darko me comentan que te echan de menos!pero no solo ellos!!un besazo guapa

    • Ainsss, mi Nina y mi Darko… yo también los echo de menos. ¡Y a vosotros! Me alegro que lo estéis leyendo, creo que es la mejor manera de que sepáis algo de mí. Espero que todo os vaya muy bien, me tenéis que contar vuestra nueva experiencia en el Albayzín. Un beso enorme

  2. Zhuli!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Q envidia me das!!!! q ganas d ir a China a verte!!
    Seguro q ya tienes a los chinorris revolucionados..jijijiji!

    Busca algún sitio d salsa q no se t olvide lo aprendido!

    Un abrazo enorme y q sepas q nos acordamos un montón d ti!
    muak

  3. Que bien!me encanta!Y que envidia nos das:)pasatelo fenomenal que aqui en Granà sigue todo igual solo que faltas tu!!!Lo de las cosas que te sacan de tus casillas no te preocupes que siempre va a ser asì solo que como dices tu te acostumbras poco a poco:)Vete a Dali y a Lijiang y ver los volcanes y en el Xishuangbanna!!!un abrazote

  4. Me alegro de q estés tan bien! veo q t estás integrando super rápido!
    leyendo esto me estoy acordando mucho de nuestras vivencias por Bruselas 🙂

    mucha suerte en todo y disfruta de cada día como si fuera el último! 🙂

    (m algro de q hayas encontrado fregona! 😉 )

    un besazooooooooooooooooo

  5. Señorita!!! Que alegría que estés cumpliendo con el blog! Así da gusto! Yo ya estoy instalado en mi ciudad y mandaré mañana o pasao la segunda fase de mis aventuras y desventuras (las segundas de momento son muy escasas). He visto que algunas veces apareces por facebook; al final tienes acceso??
    Las fotos del bosque de piedras es una pasada. Espero que cada día estés mejor y que cada vez tengas más cosas que contar. Muchos besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s