Mi súper clase

Estándar

Señoras y señores he aquí mi clase de chinorri.

La semana pasada nos echamos una foto porque nuestro compañero japonés se marchaba de vuelta a su país y queríamos tener una foto de recuerdo. Desafortunadamente no estamos todos, falta una chica de Estados Unidos y un chico de Hungría, pero ya os podéis imaginar cuántos somos y la variedad de nuestras nacionalidades (rusa, nueva zelandesa, estadounidense, coreana, laosiana, inglesa, sueca, argentina y española).

La verdad es que los nombres de la gente los llevo bastante mal porque llega a convertirse en una mezcla entre nuestros nombres originales y los nuevos chinos. En clase siempre utilizamos el chino y para mí es complicadísimo aprenderme estos nombres tan raros.

Os he hablado algo de Gabriela, mi amiga argentina. Pues bien, es la chica que se encuentra a mi lado con una amplia sonrisa y pelo castaño. Pasamos mucho tiempo juntas, nos ayudamos mucho la una a la otra y duerme en mi habitación un par de veces por semana, así que no estoy sola.
Mi profesora es la muchacha de pelo corto, gafas y camiseta rosa. Sólo tiene 29 años y es mi tutora, las otras dos profes no salen en la foto. Para mí, ésta es la mejor.
Este es mi día a día de lunes a jueves. Tenemos clase los cuatro días, aunque los más duros son los martes y jueves, y los lunes son bastante relajados.

Tenemos clases de chino en general (que lo da nuestra tutora), clases de conversación y de escritura con otras dos diferentes. Por supuesto la más difícil es la de conversación, que todavía sigo sin enterarme de la mitad.
A pesar de que las horas de chino a la semana son muchísimas, estoy contentísima con mis compañeros. Algunos se inventan frases ridículas como ejemplo para una estructura gramatical y todos nos meamos de la risa. Muchas de las carcajadas son provocadas por la misma profesora, como ya os he dicho es genial. Otras veces se trata de nuestro delegado de clase coreano. Ya el año pasado en Francia pude comprobar lo fantásticos que son los coreanos y coreanas, y los que he conocido en Kunming no me han defraudado nada de nada.

Aparte de las clases de lengua china, dentro de poco comenzaremos otras opcionales que se dan una vez a la semana. En mi caso he escogido por ahora taichí y bailes regionales. Probaré a ver si me gustan y si no me cambiaré a otro tipo de actividades más relajadas, aunque la verdad es que me apetece bastante menear el culo.
También voy a probar otra actividad extraescolar que no entra dentro de las que ofertan en mi facultad y que no es para extranjeros. En fin, Gabriela y yo nos hemos apuntado a Hip hop. No tenemos ni pajolera idea de bailar hip hop pero creo que vamos a intentarlo, y si nos gusta nos quedamos. Así que por ahora estas tres actividades están en período de prueba, ya os iré contando con cuáles me quedo.

Ya me han ingresado el dinero de la beca (con un extra por la instalación), así que me he comprado una cámara e iré colgando fotos. Además, este sábado ya emprendemos nuestro viajito por la provincia de Yunnan porque tenemos una semana de vacaciones. Me han dicho que vamos a ver sitios preciosos y me gustaría inmortalizarlos todos.
He salido ya a una discoteca en Kunming y hasta he cantado en la karaoke, pero la verdad es que para contaros las enormes diferencias de estos lugares con los que hay en España me gustaría adornar una entrada con imágenes así que por ahora esperaré, así tengo algo que contar en mi próxima entrada.
¡Un beso enorme!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s